EDRA/GHIN: «Las ferreterías son esenciales y deberían permanecer abiertas»

La European DIY Retail Association (EDRA) y la Global Home Improvement Network (GHIN) apoyan de forma «inequívoca» el cierre de los servicios públicos y las políticas crecientes de distanciamiento social para combatir el Covid-19, pero advierten que las tiendas de bricolaje y de mejoras para el hogar también deberían clasificarse como establecimientos minoristas de primera necesidad. «Las tiendas de nuestros asociados venden artículos esenciales como equipos eléctricos, de calefacción y de ferretería, necesarias para la población. Además, muchas tiendas de mejoras para el hogar también venden productos que actualmente tienen una gran demanda como lejía, productos de limpieza, desinfectantes o mascarillas», advierte la entidad.

«A medida que los gobiernos piden a la población mundial que se quede en sus hogares, es aún más importante que estos hogares sean funcionales y presenten un entorno de vida seguro y protegido», aseguran desde la entidad europea.

EDRA / GHIN con sede en Colonia, es una asociación que integra a 214 empresas de DIY. Juntas suman más de 30.000 tiendas en 74 países y generan un cifra de negocio de aproximadamente 330.000 millones de euros.

Conviene decir que EDRA / GHIN ya hizo un llamamiento la semana pasada a los gobiernos de la Unión Europea (UE) para que considerasen la posibilidad de mantener abiertas las tiendas de bricolaje, aunque fuese con restricciones. La entidad recuerda a este respecto que algunos gobiernos han dispuesto medidas restrictivas para abordar el Covid-19, pero han reconocido al sector del bricolaje como un minorista esencial que debería permanecer abierto.

«Nuestra principal prioridad es proteger la salud y la seguridad de nuestros clientes y nuestros empleados. Estamos seguros de que si tomamos medidas de restricción relevantes, por ejemplo, reduciendo el número de clientes en las tiendas; y si se garantiza que se respete el distanciamiento social, ayudaremos a proteger la seguridad personal de los clientes y empleados, pero les daremos la oportunidad de mantener sus hogares», ha explicado John W. Herbert, secretario General de EDRA / GHIN.

Publicidad

EDRA / GHIN está dispuesta a solicitar a la Comisión Europea que se abstenga de poner en marcha nuevas directivas que no estén directamente relacionadas con la pandemia. «Muchas compañías ya están sintiendo presión por todos lados. Agregar nuevas obligaciones, como resultado del brote de Covid-19, puede obstaculizar su capacidad para enfrentarse a esta crisis», concluye la asociación europea de comerciantes de bricolaje.

John W. Herbert, secretario general de EDRA/GHIN.
Publicidad